Categorías
chuletario Turoriales Ubuntu

Renombrar muchos ficheros en linux

A los que sacamos un monton de fotos (en mi caso el 99.99% malísimas y el 0.01% mediocres) y usamos f-spot para pasar las fotos de la cámara al pc, un Ubuntu Hardy muy bonito (en mi caso). Se nos llenan muchas carpetas con nombres de fotos tan intuitivos como img_6789.jpg. Un coñazo.

Ahora vendrá alguien y dirá «Ey tío, ¿eres bobo o que te pasa? F-Spot tiene una opción para nombrar las fotos en el momento en que las importamos de la cámara«. A lo que yo responderé «Gracias 🙂 a partir de ahora usaré la opción de la que me hablas«.

Mientras pasa eso, voy a usar KRename, una aplicación de escritorio hecha para KDE (aunque va bien en Gnome) que hace justo lo que queremos.

Para instalarla, abrimos un bonito terminal y escribimos:

sudo apt-get install krename

Facil ¿no? ¿Como dices? ¿Que es más facil abrir el navegador, entrar en softonic, buscar la aplicación que quieres, bajarte un .exe, ejecutar el wizard de instalación y llenar el registro de más porquerías? Bueno, pues sigue usando windows si te parece más fácil 🙂

Ahora que ya lo tenemos instalado es muy sencillo de usar:

Le damos a añadir, seleccionamos todos los ficheros que queramos, vamos a la pestaña nombre y en mi caso he puesto la siguiente plantilla:

[$dirname]#{0;1}

O sea, que a cada foto le ponga el nombre del directorio, seguido de un numero (empezando en cero y subiendo de uno en uno).

Espero que les sea útil.

Les dejo una de las fotos renombradas, en la subida desde San Pedro hasta Tamadaba.

Categorías
nostalgia Perretas

Grandes errores de la historia: El día en que los huevos kinder dejaron de molar

No sé si en sus respectivos paises (Acatos tiene visitantes y comentaristas de todo el mundo mundial) se comercializan los huevos kinder. Ese huevo de chocolate negro por fuera y chocolate blanco por dentro. En su interior, una sorpresa en forma de muñequito, que era realmente lo que empujaba a los niños a querer un kinder sorpresa.

huevo-kinder

Aunque parezca que los kinder sorpresa llevan haciéndose desde que Colón descubrió América (de ahí pensaba yo que venía lo del huevo de Colón), lo cierto es que los huevos Kinder se empezaron a comercializar en Italia el siglo pasado, allá por 1974.

Cuando yo era pequeño, las sorpresas que traían dentro los huevos kinder solían ser alguna curiosa y original figura desmontable de plástico. Coches, astronautas, naves espaciales, trapecistas… miles de diseños originales y casi únicos.

huevo-kinder-coleccion-figuras

Uno realmente se sorprendía cuando abría un kinder sorpresa, pero un día, cometieron uno de los mayores errores de la historia

Dejaron de poner figuras de plástico desmontable y empezaron a venir figuritas de plástico duro que no se podían desmontar: Cocodrilos, hipopotamos, ranas, pingüinos… porquerías por el estilo.

huevo-kinder-figuras

Te comprabas un Kinder sorpresa sabiendo que te saldría un puñetero hipopótamo con una malla de licra, la sorpresa a tomar viento.

Eso es todo, me he quedado a gusto :p