Categorías
Citas

Curioso mareo

«[…]- Siempre te vuelves melancólico y especulas sobre la destrucción del Universo cada vez que terminas un viaje interestelar. Es tu forma particular de manifestar el mareo. […]

Jane a Ender, justo después de un largo (o corto) viaje… todo es relativo.

La Voz de los Muertos (Orson Scott Card)

viaje-estelar

Categorías
Libros

El juego de Ender, lectura imprescindible

El juego de Ender es uno de esos libros que al terminarlo uno se pregunta: «¿Cómo demonios es posible que hasta ahora no me haya leido este libro?». Es espectacular, su autor, Orson Scott Card ganó un premio hugo con esta novela en 1986.

Sobre el argumento, sin destripar mucho, les puedo contar que va sobre la formación de un líder. De cómo reaccionan los individuos de un grupo ante el surgimiento, entre ellos, de un líder capaz de tomar las riendas. Pugnas, traiciones, amistad son parte de la trama de El juego de Ender.

card_el_juego_de_ender

Siendo más concreto, el libro transcurre en el año 2170, donde la humanidad se encuentra en guerra con una raza de alienígenas llamados insectors. En la primera incursión de los insectors contra la Tierra, los humanos ganaron la batalla por muy poco. Para prepararse ante una segunda oleada, el gobierno de la Tierra trata de encontrar un comandante que consiga dirigir las naves humanas contra la implacable inteligencia insectora.

El líder es buscado entre los niños, a los cuales monitorizan desde muy pequeños. A los mejores los alistan en una academia militar en la que los forman en el arte de la guerra. Se trata de encontrar al siguiente Alejandro Magno, Julio César o Napoleón Bonaparte. Buscan al mejor comandante posible, lo cual parece la única esperanza para acabar con los insectors.

ender1

Está proyectado hacer una película, el guión lo ha realizado el mismo autor del libro, con lo cual tarde o temprano acabaremos viendo al bueno de Ender Wiggin en el cine.

Lo dicho, desde el planeta Acatos, les recomendamos mucho que lean este libro. Uno de los mejores de ciencia ficción que he leido. Esperemos que nunca pasen por este pequeño rincón del cosmos las naves insectoras 🙂