Categorías
Perretas

Felices atascos y próspero año nuevo!

Como cada año, llega la entrañable Navidad y sus carismáticos atascos en la carretera. ¡Qué jodidamente felices se nos ve a todos arranca-para arranca-para fun fun fun en nuestros coches!

atasco-navidad

Odio ir en el coche por la ciudad en navidades, es insoportable. Y eso que Las Palmas no es demasiado grande, 380.000 habitantes. Pero a poco que llueva, sea navidad o cualquier tontería, atasco de la hostia al canto. Si viviera en Tokio, con sus 40 millones de almas, me iría todo diciembre de vacaciones a Alaska :p

odio-navidad

El año pasado les hablé de la analogía entre las personas y las polillas, en lo que se refiere a la obsesión por aglomerarse alrededor de las luces navideñas. Pues bien, todas esas puñeteras masas humanas que vemos abarrotando los centros y calles comerciales de nuestras ciudades, se desplazan en coche. Poniendo a prueba la paciencia de los desgraciados que queremos hacer nuestra ruta de todos los días con normalidad.

Hoy me he tragado cuatro atascos de media hora cada uno en trayectos que normalmente hago en 2 minutos.

Gracias Jesús, ya podías haber nacido en Agosto jodío.

… en fin, feliz navidad :p

mama-noel

Categorías
fotografia wtf

El naife canario de la rotonda de la Ballena

Muchos pasamos casi todos los días por la rotonda de la ballena (la que enlaza escaleritas y la feria). Seguro que más de uno se habrá preguntado que carajo es ese fincho rojo con forma incierta que corona el centro de la rotonda desde el año 1995.

Esta escalofriante foto la saqué desde el coche ayer por la tarde. La pueden usar de fondo de pantalla porque la verdad es que la imagen es puro arte (modo ironic: off).

¿A ustedes qué les parece que representa la escultura? Yo pensaba que era un naife canario, clavado en un trozo de madera con unos alambres enredaos en el mango.

Pues la escultura se llama «El vigía», y que quieren que les diga, a mi no se me parece a alguien vigilando. Tampoco creo que sea bonita, pero yo no sé nada de arte. Lo único que sé es que casi todos los días cojo caravana en esa rotonda. Miro al cielo y veo al jodido vigía y pienso, encima de caravana, una escultura que me recuerda que soy un bruto que no entiende ni aprecia el arte.

¡Cuánto habrá costado la vaina esa! Bueno, me largo hacia la rotonda de marras :p