Categorías
gadget/gizmo Turoriales Ubuntu Videojuegos

Manejando Ubuntu + Beryl con el WiiMote

El WiiMote es el mando de la consola Wii, tiene sensores de movimientos y de infrarojos, mi objetivo era poder configurar Ubuntu de tal manera que se pudiera manejar el raton del ordenador con el mando de la Wii 🙂

Lo primero que tuve que hacer fué configurar un dispositivo Bluetooth usb (el mando de la Wii usa Bluetooth), ya que mi portatil no lo trae integrado. Usé éste tutorial despues de mirar unos cuantos.

La verdad es que fué dificilillo y ya estaba casi por rendirme, pero después de dormir una noche entera, ir a trabajar al día siguiente y volver a sentarme delante de Ubuntu a la tarde, lo volví a intentar… y lo conseguí!!

Vale ya tenía bluetooth en el pc, ahora me quedaba configurar el mando de Wii como un dispositivo de entrada válido. Seguí varios tutoriales, aunque los más útiles fueron éste y éste… y la verdad que en todos había alguna cosa que no funcionaba, al final, hice una recopilación de las partes que estaban mejor explicadas de unos, y las de otros. Y conseguí configurar el mando e instalar la aplicación que lo gestiona.

Pero no funcionaba :p Segun los manuales solo faltaba escribir «sudo wminput» en el terminal para lanzar la aplicación que controla el dispositivo(El mando de la wii), pero no bastaba con eso, había que poner tras esa instrucción el nombre de mi mando «sudo wminput 00:17:AB:3C:67:3A» (se ha cambiado el nombre para proteger la intimidad de mi wiimote).

He puesto los enlaces que usé, si quieren probar, solo necesitan un poco de chispa y habilidad 🙂

Aquí les enseño el video que grabé(con tripode y todo), tiene banda sonora, y si no lo ven con música puede que no entiendan los movimientos de flipao que hago en el video :p

Categorías
gadget/gizmo Perretas

Estamos en el futuro?

Yo era un niño de los ochenta-noventa, pero fué en los noventa cuando empecé a tener más conocimiento, cuando había no se qué cosa en Sevilla cuya mascota era un pajaro con la bandera del arcoiris en la cresta y en Barcelona, Cobi se dedicaba a hacer ejercicio.

Este post se merece una banda sonora, les voy a poner una canción que me gusta mucho, soy un nostálgico 🙁

Ainsss…. los ochenta-noventa, que gran época, no han habido décadas mejores. El tema es que cuando yo era un niño solía decirle a mis padres «…en el año dos mil los coches van a volaaaaaaaaaaa…», a mis amigos «…en el año dos mil viajaremos todos por el espacioooo…», cosas así. Supongo que todos los que fuimos jóvenes e incautos en esa época asociabamos el año 2000 con el futuro.

Estamos en el 2008 y ni los coches vuelan ni nos vamos de excursión a Sirio B.

Es interesante el corto de regreso al futuro IV que hicieron los de Muchachada Nui al respecto.

¿Deberíamos estar desilusionados?

Como dice un amigo mio, los niños de los ochenta, principios de los noventa jamás imaginamos algo como lo que es Internet hoy en día. No viajamos por el espacio, pero si tienes una tia en Australia puedes enseñarle las fotos de tu ultimo viaje en directo. Si quieres puedes irte a vivir al Mundo de Warcraft, o hablarle al mundo entero sobre tu día a día en un blog y siempre habrá alguien dispuesto a leerte.

En el año 2008 hay spammers, trolls, lamers, hackers, cheaters, noobs, laggers, hoygan, etc. Ni Tolkien se hubiera imaginado una fauna así.

Toda la gente va por la calle escuchando música en reproductores que funcionan casi mágicamente, si hace veinte años me hubieran enseñado un ipod no hubiera entendido como demonios se le mete el casette al bicho ese. Hay aparatos que te dicen en que lugar del mundo te encuentras, otros te dicen qué desvío tienes que coger en la carretera para ir a la playa. Todos, todos, llevamos un teléfono móvil con cientos de funciones.

Hay una frase muy buena que dice: «Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia» (Arthur C. Clarke).

Si yo de niño, hubiera viajado al futuro (o sea) hasta hoy, 2008. No pararía de ver magia por todos lados. Mi opinión es que no deberíamos estar desilusionados. Estamos en el futuro 🙂

Este artículo en realidad iba sobre un casco de moto con mp3, bluetooth y gps integrado que vi en wired.

Me hizo reflexionar y ha salido el toston este que solo un@s poc@s valientes habrán leido… pero me he quedado a gusto.