Descarga WorkNotes y aumenta tu productividad

Las Catacumbas de Paris, espeluznante paseo.

Hay un lugar en Paris que muchas veces es pasado por alto en las visitas turísticas. Es un lugar que impresiona al visitarlo, puede que tanto como mirar a los ojos a la Gioconda o encaramarse a la cima de la centenaria torre Eiffel.

Les hablo de las Catacumbas de Paris, situadas en el antaño bohemio barrio de Montparnasse, famoso por ser la zona representativa de los famosos Années Folles (años locos, para los mal pensados) de principios del siglo XX.

Ver mapa más grande

Para llegar puede usar las lineas 4 y 6 del metro y bajar en la plaza Denfert Rechereau. En una de las calles que llegan a la citada plaza (avenue du Colonel Henri Rol-Tanguy) se encuentra la entrada a las Catacumbas.

¿Qué son las Catacumbas de París?

Es un osario creado a finales del siglo XVIII con los huesos de todos los cementerios de París hasta 1860, los restos de unos 6 millones de parisinos descansan en las Catacumbas. En 1780 se cerró el cementerio de los Santos Inocentes, uno de los más importantes de París por poner en peligro la salubridad pública. Estaba tan lleno que no se podía casi respirar en el barrio de Les Halles. Se decidió trasladar los restos oseos a las canteras de piedra que hoy son las Catacumbas.

No sigas, aquí está el imperio de la muerte“, es lo que se puede leer a la entrada de las catacumbas (a 20 metros bajo el nivel del suelo). En un principio se colocaron los huesos desordenadamente pero luego se decidió colocarlos con los huesos más largos y los cráneos a modo de pared.

Aunque en la foto parezca que tenía la cara feliz, estaba bastante impresionado y con los pelos de punta. Hay que tener en cuenta que son 500 metros de pasillos flanqueados por huesos, cráneos que te observan desde el pasado.

A lo largo de todo el recorrido hay inscripciones con citas literarias, todas referentes a la muerte. Otras indican la fecha y cementerio de procedencia de los huesos que las rodean.

Sin duda, una visita que les hará pensar sobre el sentido de la vida y otros temas trascendentales. París es la ciudad del amor y del arte, pero si quieren tener por un rato los pelos de punta, nada mejor que las Catacumbas de Paris, a 20 metros por debajo de Montparnasse.

Recuerden llevar el dni, porque hay descuentos para menores de 26. La entrada te sale por 3,50 €. Si no llevas dni, 7 €. La taquilla cierra a las 16:00, yo recomiendo ir tempranito por la mañana y dar luego un paseo por el cementerio de Montparnasse, donde descansan, entre otros Jean-Paul Sartre.

A la tarde, buscar algo más divertido y mundano que hacer para despejar un poco la mente.

Esta entrada fue publicada en Ocio, Rincones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.