Categorías
life

Cuando era pequeño

Descarga gratis el nuevo juego de android
Piedra, Papel o Tijera

Cuando era pequeño nunca, nunca hubiera imaginado que un día podría escribir algo, cualquier cosa y que ese mismo día más de mil personas lo leyeran, no existía la red de redes y un futuro con coches volando me parecía suficientemente increible.

Cuando estoy trabajando con un ordenador y por cualquier motivo pienso en ese niño que fuí… A veces me da por mirarme desde aquellos ojos, y un escalofrío en plan positivo me recorre todo el cuerpo. Me siento bien y se me acelera el corazón. Aquel niño que fuí hubiera flipado y me hubiera hecho mil preguntas sobre mi trabajo, sobre ordenadores, sobre internet, sobre las personas, la historia, sobre el mundo, la naturaleza, los átomos y el espacio. Por supuesto, para la mayoría tendría que usar google.

Me hubiera preguntado quiénes son esas personas que me leen todos los días en el blog, se extrañaría si le dijera que solo sé quienes son menos del 1% de los que entran. Y que de ese 1%, a la mitad no los conozco en persona.

Cuando era pequeño me preguntaba cómo sería cuando fuera un adulto. Qué preocupaciones tendría, qué aficiones, qué miedos, qué alegrías. Me preguntaba si amaría, si odiaría. Cuando era pequeño me preguntaba si yo, de adulto, me caería bien.

Ahora pienso que sí, a ese niño pequeño le hubiera caido bien quien soy ahora. Pero algo también muy importante es que a quien soy ahora le hubiera caido muy bien aquel niño.

Pasé de ser un niño soñador a ser un adulto soñador sin darme cuenta, sin que nadie me pidiera permiso. Tan gradualmente que creo que fué imperceptible por completo. Y me pregunto cuánto de aquel niño hay en mí hoy. Quién lleva los mandos de mi persona:

  • El niño asombrado con la cantidad de posibilidades que tiene ante sus narices al ser un adulto y vivir en «el futuro».
  • El adulto que se esfuerza por ver la vida con la misma simpleza y curiosidad que aquel niño, con la misma que en aquellos tiempos.

Es importante reflexionar un par de cosas y me gustaría que opinaran al respecto.

¿El niño que fuimos nos hubiera admirado de adultos y viceversa?

¿Sería malo que no fuera así?


¿Qué pensará de nosotros nuestro «yo» anciano?

Descarga gratis el nuevo juego de android de preguntas y respuestas
Party Game

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.