Descarga WorkNotes y aumenta tu productividad

Bailando con escualos

El título de este post es bastante cinematográfico porque como saben, me gusta mucho el cine. Echando la vista atrás y buscando una escena que me haya impresionado de verdad, es instantáneo el recuerdo de ese día, en que sentado en una butaca del cine Galaxy’s, ví un dinosaurio de verdad por primera vez.

Ya sabía que era un animatronic, pero para los ojos de aquél niño, la escena en la que el majestuoso Brachiosaurio hace su aparición, fué totalmente mágica.

El viernes pasado, en Sardina de Gáldar, tuve la oportunidad de vivir otro momento mágico. En palabras de mi amigo Manuel Marichal, un encuentro con una criatura de otro tiempo, el tiburón ángel.

tiburon angel angelote sardina galdar

Tres de los cuatro titanes de Taidía nos sumergimos, en apnea, con el firme propósito de encontrarnos con los citados escualos, que por esta época y durante un breve periodo de tiempo, descansan en las templadas aguas de Gáldar.

Hacía poco tiempo que nos habíamos sumergido cuando de entre el azul fondo se divisó la gran sombra negra de un inesperado visitante. Una manta gigante, tambien conocida en canarias como “chucho”, nos dió la bienvenida a sus dominios. Nunca había visto una y mi reacción fué gritar todo contento bajo el agua “brurrrbugluug blurrr grubluuu”.

Manolo consiguió sacarle unas cuantas fotos al animal, famoso y reconocible en la zona por su cola partida. Daba gusto verlo nadar sobre el fondo de manera acompasada, casi melódica, ondulando sus grandes alas.

manta raya chucho sardina de galdar

En la foto puede que no se perciba el tamaño, pero el bicho era del tamaño de un smart.

Tras seguir un rato a nuestro alado amigo, fulas y pejeverdes asistieron a nuestro encuentro con el primer tiburón ángel (llamado en canarias “angelote”) de la tarde. Se escondía el pillín bajo la arena, intentando pasar desapercibido.

p1010018

Tras esperar un poco, el tiburón decidió darse un garbeo por sus aguas. Tratando quizás, de dejar claro a aquellos tres mamíferos de sangre caliente, quién era el señor del mar.

angelote tiburon angel sardina de galdar

Conseguimos ver otros dos, siempre esquivos y tratando de mimetizarse con el fondo arenoso. Es una experiencia muy recomendable, espero que este post anime a la gente a visitar con respeto estos ecosistemas que nos rodean. Conocerlos ayudará a preservar su delicado equilibrio.

Les dejo un video que he visto en youtube del angelote en acción. A ver si se anima más de un@ a mojarse los piesecillos en el agüita canaria 🙂 nadar a medio metro de un tiburón es una experiencia única.

httpv://www.youtube.com/watch?v=CasWxx_OFs8

Fotos: Manuel Marichal

Esta entrada fue publicada en animales, la Tierra y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.